Hoy hace un año…

Hoy hace un año que Andreas Kastulas murió de un cancer de pulmón.

Andreas Kastulas, para quienes no lo sepan fue el actor que interpretó a el Embajador G’Kar en la serie Babylon 5; al comandante Romulano Tomalak en Star Trek La Nueva Generacióny a otros muchos personajes tanto de ciencia-ficción cómo de otros géneros.

G’Kar es uno de mis personajes favoritos en la historia del cine y la televisión. La pareja que forman Londo y G’Kar es increíble. La evolución de los personajes está planeada y ejecutada con una maestría narrativa de la que deberían aprender muchos guionístas, su paso de enemigos a amigos íntimos es plenamente justificado, y es genial cómo te presentan el final de esa relación al principio de la serie (G’Kar y Londo matándose mutuamente, cosa que tu entiendes por que son dos pueblos en guerra) y cómo los motivos por los que sucede este final van cambiando a lo largo de as cinco temporadas (al mismo tiempo que los personajes evolucionan), hasta que conoces el auténtico motivo (liberar a Londo y a su pueblo de los sirvientes de las Sombras). Cómo va transformándose la profecía de la muerte de Londo a manos de G’Kar, y cómo su significado va cambiando a lo largo de las 5 temporadas es algo magistral, una evolución que ninguna otra serie ha logrado hacer de igual manera.

Si, se que los guiones eran de otros, pero su actuación es la que realmente da vida al personaje y lo transforma (a el y a sus textos) en uno de los personajes que más me han hecho reir y llorar en mi vida.

Asimismo, en boca de G’kar se ponen algunas de mis frases favoritas en la historia de la televisión. Desde el encontronazo que tiene G’Kar con Vir Cotto en el turboascensor en el que Vir le pide perdón por que su pueblo esté exterminando al de G’Kar y la reacción que este tiene, hasta el increíble discurso fundacional de la Alianza:

The Universe speaks in many languages, but only one voice.
The language is not Narn, or Human, or Centauri, or Gaim or Minbari.
It speaks in the language of hope;
It speaks in the language of trust;
It speaks in the language of strength, and the language of compassion.
It is the language of the heart and the language of the soul.
But always, it is the same voice.
It is the voice of our ancestors, speaking through us.
And the voice of our inheritors, waiting to be born.
It is the small, still voice that says: We are one.
No matter the blood;
No matter the skin;
No matter the world;
No matter the star; We are one.
No matter the pain;
No matter the darkness;
No matter the loss;
No matter the fear; We are one.
Here, gathered together in common cause.
we agree to recognise this singular truth,
and this singular rule:
That we must be kind to one another,
because each voice enriches us and ennobles us,
and each voice lost diminishes us.
We are the voice of the Universe,
the soul of creation,
the fire that will light the way to a better future.
We are one.

Para mi una de las Grandes Verdades del universo, y los humanos estaremos abocados a la extinción (probablemente provocada por nosotros mismos) hasta que no reconozcamos esto cómo una Verdad Fundamental que guíe nuestros pasos.

Quería aprovechar este blog para presentar mis respetos y mi admiración al difunto por su increíble trabajo. Así cómo para contribuir en su inmortalidad, ya que mientras le recordemos a el y a su obra Andreas Kastulas seguirá vivo.

Zonk.PJ

Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *